Biodinámica y Sanación

Taller de profundización y replanteamiento de los principios de la Biodinámica para nuestra práctica espiritual. 

Sabido es para los estudiantes y practicantes de Biodinámica que esta se fundamenta en apoyar el impulso de vida de la Fuente a la forma, en “aliarnos” con esa fuerza de vida no manifiesta en el viaje a su manifestación.

Las habilidades para ofrecer este apoyo no son nimiedades. Tal como lo estudiamos y lo practicamos tratamos de ¡estar presentes! y ¡quitarnos del medio!, así es como nos lo transmite Rollin Becker, que tanto él como su maestro W.G. Shutherland, y a su vez el suyo A.T. Still eran profundamente espirituales. ¿Y como no va a ser así, si de lo que están hablando es del espíritu y su manifestación?

«Curar el cuerpo es deseable, sanar la mente es fundamental.»

Las habilidades que entrenamos no son para trabajar en el mundo de la forma, se nos dice quítate del medio que, aunque esté escrito en minúscula son palabras muy grandes. De hecho, se nos invita, al personaje, al ego, a quitarse del medio para que el espíritu pueda actuar y dar luz a las sombras, a lo que en Biodinámica llamamos los fulcros condicionados o patrones de experiencia.

Cuando el personaje que uno cree ser se tiene que apartar para que la sanación ocurra es porque este también está condicionado, también es inercial,  pero cuando estoy dando una sesión puedo en mayor o menor medida tener otra visión, una visión sin juicio.y esto le lleva a percibirse uno a si mismo de manera que se vea obligado a elegir.

Cuando me doy cuenta de que mi visión del mundo y  lo que me perturba soy yo mismo el que me lo hago me puede llegar la pregunta: ¿podría ver las cosas de otra manera? ¿con que visión me quiero alinear?

Los terapeutas de Biodinámica tenemos una oportunidad inestimable, hemos entrenado en mayor o menor grado este cambio de visión, y esto nos capacita para poder observar los conflictos de nuestro propio mundo desde una visión sin juicio y sanarlos desde la mirada neutral e integradora del espíritu.

Si, podemos ser nuestros propios terapeutas, de hecho, no hay otro, el Yo superior lo puede encarnar cualquier aparente individualidad, ya que es el espíritu que nos une.

Desde esta perspectiva espiritual y biodinámica, el mundo en su dualidad es un fulcro inercial, un fulcro de experiencia condicionado, y ya sabemos que el conflicto en un fulcro no se resuelve dentro del mismo, no se puede tomar partido e intentar arreglarlo, se debe tomar distancia y verlo con la mirada sin juicio, con la mirada del espíritu.

 

¡Todo con lo que interactúo, es parte de mi mismo!

El taller está orientado a terapeutas de Biodinámica y estudiantes, básicamente porque tratamos temas o conceptos que ya los tocamos en el curso.
Este no es un curso de formación ni in postgrado, mas bien se trata de profundizar en los temas de la práctica Biodinámica y utilizar esa habilidad para trabajarnos a nosotros mismos, no en el terreno físico sino en nuestra conexión con la Fuente.

Nos apoyamos en el estudio de Un Curso de Milagros, que para mí ha sido una especie de mapa, una hoja de ruta que “te dice”, o mas bien te ayuda a ver donde estás enredado, por el camino que puedes estar transitando y habilidades para ver el mapa con claridad meridiana y así elegir por donde ir.

Rafael Martiz – Terapeuta y profesor de Biodinámica Craneosacral

El precio es de 30€ por encuentro

Si estás interesada/o ponte en contacto conmigo para tener una entrevista previa y ver si esta propuesta te interesa.

rafaelmartiz@gmail.com
tel. whatssap 627914399

Los encuentros serán de tres horas un sábado cada dos semanas en formato ONLINE, vía ZOOM

El horario: sábados de 17:30 a 20:30

Inicio: sábado 13 de febrero del 2021