Encarnando la Embriología

 Cherionna Menzam-Sills, PhD, OTR, RCST®

Flotando en nuestro océano privado durante unos nueve meses, hacemos un milagroso viaje hacia la forma. El misterio de cómo esto ocurre despertará la humildad hasta en el más académico (ilustrado) entre nosotros. Hoy día la ciencia puede seguir nuestro desarrollo prenatal temprano con una precisión cada vez mayor, incluso mejorar o prevenir la fertilidad, clonar ovejas o extraer células madre. Aún así, no entendemos realmente cómo el embrión sabe hacer lo que hace. Lo que podemos hacer con una precisión aparente y beneficiando así nuestra salud y bienestar, es volver a los estados primarios en la existencia prenatal.bb

Creo que esto es un aspecto esencial tanto de la Terapia Craneosacral Biodinámica como de Continuum Movement. En ambas prácticas, nos ralentizamos, hasta llegar a un estado más fluido y holístico, al igual que el del embrión. Durante sus años de investigación somática de nuestra naturaleza fluida, Emilie Conrad, fundadora de Continuum, descubrió que nuestros tejidos cambian de un estado de gel (coagulatio) a sol (solutio) al ralentizar nuestro ritmo. Ella indica que, mientras los tejidos se hacen literalmente cada vez más fluidos, a la vez se vuelven más resonantes, al parecer, mejorando así la comunicación y la función celular. Opino que esto es similar al trabajo biodinámico con el cuerpo de fluidos y sus mareas de fluidos.

A medida que nos disolvemos, nos volvemos más como el embrión. Cuanto más jóvenes somos, más fluido tiende a ser nuestro cuerpo. El óvulo fertilizado es la célula más grande en el cuerpo debido a su gran acumulación de líquido en el citoplasma. Al nacer, el porcentaje de agua en nuestro cuerpo se ha reducido. Este proceso continúa a lo largo de la vida. Con el envejecimiento acusamos rigidez. Los cuerpos mas viejos están relativamente secos, lo que hace que sean menos flexibles y resistentes. A las personas mayores a menudo se le rompen los huesos debido a su sequedad, mientras que los niños pequeños caen en el suelo a menudo y se recuperan enseguida.

bebeA medida que nuestra forma se hace más sólida, también se vuelve más compleja. Nuestros cuerpos se desarrollan y las células y los tejidos se diferencian, llegando a ser pulmón, sangre, cerebro, etc. La diferenciación se da en función del contexto. Las células están influenciadas por otras células que les rodean, así como por la información bioquímica relativa a la percepción que tiene la madre de su entorno. Si se siente amenazada, su bebé se prepara para un entorno peligroso, y de manera inteligente irá desarrollando una respuesta al estrés elevada. Si se siente segura, el bebé se desarrolla igual.

Fundirnos por medio de Continuum o Biodinámica nos permite re-formarnos dentro de un entorno diferente. Parece que, al volver a la totalidad, dejamos de diferenciar. Aquí tenemos acceso al increíble potencial de esta etapa temprana.Imagen1O

Nuestro primer desarrollo está dirigido principalmente por fuerzas biodinámicas profundas. A medida que crecemos, también nos vemos afectados por las fuerzas de diversas condiciones de nuestra vida. Dentro del campo seguro y apoyado por Continuum o la Biodinámica, podemos volver a alinearnos con lo que es más profundo y más esencial que las condiciones y sus efectos. Podemos encarnar nuestro potencial embriológico mientras que nos re-formamos y tal vez nacer a nosotros mismos de nuevo.

cherionnaTanto como profesora autorizada de Continuum, como profesora y terapeuta de Terapia Craneosacral Biodinámica, noto que mi conocimiento de la embriología y la experiencia encarnada de la misma a través de Continuum afectan profundamente mi capacidad de percibir, contener y estar presente con mis clientes. También uso Continuum en las sesiones de Craneosacral y en la enseñanza de la Biodinámica, ya que nos ayuda rápidamente a poder estar con viejos patrones y la activación del sistema nervioso autónomo, lo que facilita el cambio holístico y la percepción de la Respiración Primaria.


Cherionna Menzam-Sills